Altavoz 2016: El eco de la lluvia, la música y la ciudad

9 Noviembre, 2016 by Juan Pardo

La ciudad sonó y lo hizo en todas las frecuencias. Sonó el aguacero que inundó e inauguró el festival el primer día, sonó el metal y el punk con el memorable Tributo a Rodrigo D. Y sonó Medellín entera con las 30mil personas que asistieron el último día.

Fotos por: Lex Artis

altavozfest2016_claxon_lexartis-2

“La siempre soleada Medellín”. Mientras limpio toneladas de barro de mis zapatos y pantalones, recuerdo con humor que así describí a la ciudad en la previa al festival. Pero no importa. Ni la inclemente lluvia del sábado que obligó a suspender el festival durante más de una hora, ni la amenaza latente de otro diluvio que voló sobre el Aeroparque Juan Pablo II los demás días, logró apagar la presentación y el disfrute de 57 grupos diversos de extremo a extremo provenientes de todo el globo.

altavozfest2016_claxon_lexartis-3

Sábado hardcore

Al festival llegamos en Metro. Ese sábado, la primera banda que nos recibió fue Sin and Grace, muchachos paisas de Metalcore con una gran puesta en escena y manejo del escenario a pesar de llevar juntos solo tres años. A las tres de la tarde todo se empezó a tornar gris. Año tras año, este festival debe aguantar fuertes aguaceros, costumbre por la que fue bautizado “Aguavoz”. Esta edición no fue la excepción, y Bajo el Melodic Hardcore de El Verdadero Guerrero se derramó el cielo. Solo una hora y media después se puedo reanudar el festival debido a una amenaza de tormenta eléctrica, pero sobrevivimos.

altavozfest2016_claxon_lexartis-4

Y aunque no dejó de llover, tampoco dejó de llegar gente. Los altavoces volvieron a retumbar después de la tragedia con Sworn Enemy, la primera banda internacional del día y por encima de los hondos charcos regresaron a volar de forma acrobática los puños y los pies, presentando de manera semejante un rito ancestral en pedido al cese de la lluvia. Al mismo tiempo, el Escenario Norte, paralelo al principal, por fin podía empezar sus shows, donde grupos antioqueños de Amagá y Rionegro como Faradon y Su Silencio Permanece dieron cuentas del nivel musical de los municipios del departamento.

altavozfest2016_claxon_lexartis-5

Pasaba la tarde y el Escenario Fest seguía reuniendo cada vez más personas. Las poderosas presentaciones de Daycore, VC4 y IV Tiempos fueron el perfecto abrebocas para calentar a los asistentes a uno de los shows más esperados del Altavoz: Municipal Waste. Como siempre, los originarios de Virginia no defraudaron, y aunque los tiempos de presentación se redujeron debido a la lluvia, fueron los minutos precisos para poner patas arriba y terminar de enlodazar el festival paisa.

altavozfest2016_claxon_lexartis-6

Con las gigantes presentaciones locales de No Raza y Cromlech, el primer y aguado día de hardcore y metal cerró con broche de oro gracias al pesado show de la tercera banda internacional de la noche, Deicide. Fue allí donde cientos de tradicionales fans del grupo de Death Metal cantaron o por lo menos intentaron seguir las complicadas notas vocales del cantante y bajista Glen Benton.

altavozfest2016_claxon_lexartis-7

Domingo punkero

altavozfest2016_claxon_lexartis-8

Volvimos al segundo día aún con las botas empantanadas. Esta vez era el turno del punk y del rock. Gigantes grupos como Burning Caravan, Motor de México, Los Espíritus y Cápsula de Argentina dieron cuenta que el festival no necesitaba de renombrados nombres en su cartel para exponer un gran concierto.

altavozfest2016_claxon_lexartis-9

Mientras tanto, en la tarima Norte el talento local y nacional hacía de la suyas. Grupos como Antexedetez y 1000 Cadáveres exhibieron puestas en escenas arriesgadas y creativas. Los primeros presentaron un show junto al ‘Kolectivo Clown Nariz Obrera’ cantándole a un país herido, maltratado que solo busca la paz, todo musicalizado con mucho punk, rock y hardcore. Los segundos, ya conocidos en la escena, dieron una gran presentación divertida y terrorífica, hasta con chicas zombies bailando entre los asistentes.

altavozfest2016_claxon_lexartis-10

El día terminó con varios momentos memorables para la historia del punk, quienes definitivamente fueron los grandes consentidos de la jornada. Todo empezó con la tremenda presentación de Los Suziox, y mientras celebraban por lo alto su cumpleaños número 16, lograron llenar por completo el festival siendo tan solo las siete de la noche.

altavozfest2016_claxon_lexartis-11

Pero sin lugar a dudas, uno de los picos más altos en el éxtasis punkero fue el Tributo a Rodrigo D. No Futuro con más de 15 músicos en escena, hasta con Ramiro Meneses incluido, todos pertenecientes al movimiento punk y metalero de esa Medellín golpeado por la violencia, pero rescatada por la juventud y la música. Épico.

altavozfest2016_claxon_lexartis-12

Aunque pareciera suficiente, la noche no terminó ahí. Después fue el turno de los salvajes argentinos de A.N.I.M.A.L. Seguidos de una orgullosa presentación de Squaters, grupo de punk local, que sin roscas y a punta de sacrificio y responsabilidad, lograron atravesar cada etapa de la convocatoria para convertirse en, nada más y nada menos, que el grupo elegido para abrirle a la leyenda de los Dead Kennedys, Jello Biafra and the Guantanamo School of Medicine, quién, en grandes dosis nostálgicas y punkeras, terminó de rematar el fiel público de Medellín.

altavozfest2016_claxon_lexartis-14

Lunes eléctico

altavozfest2016_claxon_lexartis-15

Para el tercer día, el más ecléctico de todos, la fuerza en los pies ya no alcanzaba. A las dos de la tarde ya se extendía una larga fila de raperos, rastas y demás asistentes para madrugar y ver a Aerophon, respetable dúo de rap originario de Bogotá, que desde hace tres años no visitaba la capital antioqueña y que en un momento digno de repetir, invitó a tarima a los locales y parceros de Alkolyricoz.

altavozfest2016_claxon_lexartis-16

Para las cuatro de la tarde el Aeroparque Juan Pablo II estaba a reventar. Rostros de todo tipo iban y venían de escenario en escenario, ni uno repetido, y uno más excéntrico que el anterior. Justo cuando veíamos en Norte a Vía Cerrada, una gran multitud empezó a correr hacia el Escenario Fest. Era el llamado de los beats agresivos y pesados de Onyx, legendario dúo estadounidense, que logró algo que personalmente nunca había visto: un pogo rapero.

altavozfest2016_claxon_lexartis-17

Mientras se adentraba la tarde, cada vez se hacía más imposible desplazarse. Cuando normalmente nos podíamos demorar dos minutos de escenario a escenario, esta vez la travesía tomaba más de 10 minutos. Entre los tumultos, cientos de “apanados” (reconocido porro de cripa espolvoreado con polen) pasaban de una mano a otra y una nube se alzaba digna y poderosa por encima de los asistentes, que esta vez bailaban con las presentaciones de Nação Zumbi desde Brasil, Radiocaliente y el Ska divertido de La Sinfóniska.

altavozfest2016_claxon_lexartis-18

La noche terminó por todo lo “high”. Mientras el Escenario Norte era clausurado por las vibraciones místicas y las percusiones palenqueras del dúo electrónico Mitú. La mayoría de personas corría y buscaba un espacio para ver de cerca a una leyenda, o por lo menos, al hijo de una leyenda; bajo una lluvia de luces amarillas, verdes y rojas, Ky.Mani Marley salió a escenario para alegrar la vida y prender los porros de los ansiosos y nostálgicos asistentes listo para escuchar un par de canciones del querido Bob Marley.

altavozfest2016_claxon_lexartis-19

Solo con la cifra de 30mil asistentes el tercer día es suficiente para explicar la importancia y grandeza de este festival, que puso a vibrar las líneas del Metro de Medellín e hizo sonar por lo alto el llamado de los paisas y los colombianos por el amor a la música.

altavozfest2016_claxon_lexartis-20

ESCRITO POR Juan Pardo
Periodista cultural. He escrito para medios como El Tiempo, Revista Carrusel y Revista Metrónomo. Vivo por y para la música.
DEJA UN COMENTARIO

*

No hay comentarios que mostrar
Se el primero en comentar