07/23/2019
HomeVisionarioCristalino: Aquí el espectador, está siendo observado

Cristalino: Aquí el espectador, está siendo observado

El arte permite hablar y expresar de diversas formas y a ella, en medio de la dificultad, la incitó a crear.


Texto por: Jessica Sánchez

Fotografías por: Giovanny Gálvez

Todos tenemos algo de alegría y tristeza en los ojos. “Me di cuenta que los ojos tienen lenguaje propio. Tú, viendo los ojos de alguien puedes comprender  muchas cosas”. Durante un año, la artista Camila Morales, se dedicó a encontrar y retratar aquellos ojos que cuentan una historia, que están tan llenos de tristezas, alegrías, preocupaciones y otros sentimientos. Una búsqueda que inicialmente empieza con retratos y  expresiones del rostro, pero que luego, se enfoca en la expresividad que hay en la parte de los ojos. De aquí nace Cristalino con sus 36 obras.

Me doy cuenta de que la vida empieza a acumularse en los ojos, uno empieza a mirar de cierta forma con el tiempo. es un cumulo de vida que se ve allí…

¿Qué historia podemos encontrar en estos ojos?

Inicialmente, estos tres cuadros son los que dan vida y son la base de  la creación. En un periodo de la vida de Camila en el cual, termina con una relación de seis años, donde surgen ciertos problemas familiares, justo ahí, en ese momento en que todo lo malo se agolpa, y abruma tanto, que lo único que queda, es el arte, el crear como medio catalizador y restaurador, es allí donde encuentra el primer “modelo” para su creación:  ella misma. “Todo es  parte del proceso”.

Se pueden encontrar muchos ojos tristes, con angustia, dolor, “yo creo que voy mucho por sentimientos de tristeza, no sé si es precisamente por cómo empecé la búsqueda.” Pero fuera de ellos también se encuentran, ojos con miradas de amor y felicidad.

¿Qué materiales encontramos?

La artista refleja en cada uno de los cuadros sentimientos profundos, entrelazados con pinceladas de acrílico, capas mezcladas de espera y sentimientos, tan variados y profundos como lo somos los seres humanos. Cada color refleja matices de un momento particular en el cual se transmite el sentimiento de esos ojos aparentemente inexpresivos, que se convierten en el reflejo de nuestra propia mirada. Todo esto, puesto en un vidrio, para que podamos plasmarnos en él. “hay gente muy particular con miradas muy particulares. En el día a día me voy encontrando a personas con esas miradas que yo estoy buscando y les pido que por favor me  dejen tomar una foto, y así es como voy coleccionando esas miradas”.

¿Por qué surge la necesidad de crear esta exposición?

“Es precisamente eso, es una necesidad, ya empieza a una a picarle ese bichito, el darse cuenta, de que ha llegado la hora de  mostrar lo que uno ha estado haciendo.” Y para dicha labor, Camila no se quedó de brazos cruzados, sino que inició una recaudación de fondos, con la cual pretendía matar dos pájaros de un solo tiro. Por un lado dar a conocer su trabajo y  exposición, por el otro, buscar una forma de solventar todos los cargos que acarrea una exhibición de esta magnitud. Al manejar un formato diferente como es el vidrio, los montajes, los soportes y las necesidades especiales que este demanda, son más costosas.

Pero cuando el deseo de mostrar el talento y trabajo son verdaderas, no hay ningún tipo de excusas que valga, así que aquí surge la idea del crowdfunding,  la cual, pese a que no logró recaudar todos los fondos que  se tenían planeados, si fue de gran ayuda para poder llevar a cabo esta exposición. El dinero recaudado, ayudará a Camila en sus planes para presentar su trabajo en ciudades como: Medellín, Pereira, Armenia, y todas la demás ciudades del país que están dispuestas a brindarle la oportunidad. Con los fondos, la artista podrá suplir los gastos que surgen al trabajar con un material base, como lo es el vidrio.

¿Qué trabajos próximos hemos de esperar?

Digamos que ya satisfice esa necesidad de hablar de los ojos”, así que ahora Camila se dedicará a trabajar y explorar con las instalaciones, y claro está, si se da la oportunidad de articular el trabajo de los ojos con los nuevos planes que tiene en mente, ¡bienvenido sea!

¿Cómo concluye esta primera exposición?

He recibido muy buenos  comentarios. A pesar de la lluvia y  el frío, hay muchos asistentes acá. Me siento feliz con el resultado, he visto expresiones de agrado en muchas y acogida en las personas frente a mi trabajo”. Es así como en el rostro de Camila, se refleja nerviosismo, alegría y orgullo por lograr este momento, para el cual ha estado trabajando durante un largo tiempo. Unos ojos que reflejan una amalgama de buenos sentimientos, es lo que plasman los ojos de la artista, en el transcurso de su exposición.

Algunas opiniones de los espectadores

  • Es una experiencia de interpretación en la cual se percibe que los ojos transmiten sentimientos. ( Luis Carlos Vargas)
  • Es una conexión que se tiene con lo que se observa y lo que pasa alrededor. También hay muchas expresiones tristes, y eso se puede notar e incluso sentir. A través de estos ojos encontré conexión. Yo creo que aquí los ojos logran transmitir, veo como una mirada vale más que mil palabras, aunque… me faltó ver más ojos felices. (Lina Molina)
  • Es una artista muy talentosa, Aunque todos los artistas tienden a dibujar ojos, ella fue más allá, captura diferentes expresiones en la mirada. (Luis Gabriel Jaramillo)
  • Son ojos creativos, y tienen una perspectiva distinta si se observan  de cerca o bien de lejos. Va por un buen camino, mostró mucha creatividad. (Fabián Gómez)

Gracias a…

Camila agradece a todos aquellos desconocidos,  amigos y familiares que fueron de gran apoyo en todo el proceso. Víctor jurado,  ayudó en el desarrollo de curaduría y museografía, Carlos Augusto Jaramillo, editor del catálogo de la exposición, Daniel González Palacios, encargado del proceso audiovisual tanto del crowdfunding, como de las  fotografías y la publicidad, Natalia Castañeda y Ricardo Muñoz Izquierdo, colaboradores y comentaristas en el catálogo, Al Colombo, por la oportunidad y el espacio para llevar a cabo este sueño, a todos los asistentes a la exposición, por el tiempo para observar y comentar su trabajo, y claro, a todas aquellas personas que quieran seguir apoyando su labor y que deseen adquirir o conocer más de sus obras a través de su página de instagram : @Camila_fineart.

La ñapa…

  • El proceso de cada uno de los cuadros tomó alrededor de una semana, eso hablando de los cuadros pequeños, en los grandes, era aproximadamente tres veces más en tiempo.
  • Inicialmente eran 4 cuatros de los grandes, pero dos se quebraron, uno por la curiosidad de la hermana de la artista, y otro a manos de la persona que los enmarcaba.
COMPARTIR EN:
Peluquería y confes
Los vintage dealers
Calificar:
SIN COMENTARIOS

COMENTAR

*