03/22/2019
HomeEscenaDanza Lab: un espacio de inspiración corporal

Danza Lab: un espacio de inspiración corporal

Existe en Manizales un semillero de investigación desde 1998 cuyo objetivo es ser feliz a través del movimiento.


Texto por: Laura Camila Rodríguez Jurado

Fotos por: Andrés C. Valencia

Danza Lab es un semillero de investigación de la Universidad de Caldas. Se inició en 1998 en la facultad de Artes Escénicas como un curso de extensión en danza que contaba con la participación de niños. Con el paso del tiempo y debido a la alta demanda de personas, el curso de extensión se convirtió en semillero de investigación abierto a toda la comunidad.

El semillero se encuentra dirigido por dos hermanas, bailarinas profesionales y apasionadas por la danza: Paula Andrea Leguizamón y Claudia Patricia Leguizamón. A sus enseñanzas se unió desde hace dos semestres en su nuevo rol de profesor (pues como estudiante del Semillero lo hizo durante 8 años) Santiago Moncada Ospina.

Danza Lab al ser semillero de investigación está dirigido a explorar un tema específico: la investigación de todo lo corporal. Actualmente en el semillero hay 17 jóvenes entre los 13 y 27 años. Se reúnen dos veces a la semana, los martes desde las 5:30 p.m. hasta las 8:30 p.m. y los sábados desde las 7:30 a.m. hasta la 1:00 p.m. Los sábados es más largo su ensayo porque a partir de las 10:30 a.m. se reúnen con el Taller de ópera y practican la parte actoral y corporal.

“El punto de partida de nosotros sencilla y llanamente es crear un espacio de inspiración corporal en donde los muchachos sí o sí sean felices a través del movimiento. Por encima de todo lo que queremos hacer: pretendemos generar ese espacio bonito y de formación para ellos, para que entiendan que el arte no solamente se puede leer a través de un pincel o una guitarra y demás… sino que el cuerpo se les puede volver su instrumento de trabajo”, puntualiza la bailarina profesional Paula Andrea.

Lo novedoso de Danza Lab es que no emplea un tipo de danza en específico, de ahí la diversidad y riqueza de sus presentaciones.

“Dentro del semillero no trabajamos solamente danza clásica, danza moderna, danza contemporánea o danza tradicional, o sea tratamos de trabajar con los muchachos en una exploración corporal completa, fundamentándolo en diferentes técnicas, pero no casándonos con ninguna. Si en este momento nuestro punto de encuentro es la danza tradicional, trabajamos con danza tradicional; si el año entrante nuestro punto de encuentro es el amor, entonces empezamos a buscar cuál es la mejor vía para poder lograr lo que queremos”, comenta Paula Andrea

Si usted el año pasado fue a ver la obra María Antonieta presentada en la Universidad de Caldas o la obra La Viuda Alegre presentada en el Teatro los Fundadores, pues Danza Lab hizo parte de estas maravillosas presentaciones, porque el Taller de ópera y el semillero trabajan juntos.

¿Ustedes hicieron parte de las obras María Antonieta y La Viuda Alegre?

“Sí, claro. El grupo, específicamente Danza Lab. Todos absolutamente todos los montajes del taller de ópera durante estos años, han sido nutridos por el semillero. Como las dos hacemos parte del colectivo artístico que trabaja con el taller, entonces siempre buscamos montajes, maneras, espacios, para que los muchachos tengan ahí otro punto, nosotros como semillero siempre buscamos puntos para mostrarnos y para que los pelados sientan que el trabajo que están haciendo es un trabajo que se hace con comunidades”, afirma Paula Andrea.

Así como una película narra historias de manera audiovisual, un libro cuenta relatos por medio de sus páginas, la danza transmite acontecimientos a través del cuerpo. “De una u otra manera cuando nos paramos en escena lo que estamos haciendo es educando comunidades, dándole nuestro punto de vista a la sociedad… Buscamos otro espacio para que los muchachos entiendan el movimiento de una manera distinta”, manifiesta Paula Andrea Leguizamón.

Para formar parte del semillero únicamente tiene que tener ganas, y dejar de pensar que es sólo para estudiantes de Artes Escénicas, porque es un programa adscrito a su departamento o porque son los que mejor bailan. Danza Lab está abierto a todas las personas, y en este momento cuenta con miembros de: La Universidad de Caldas (de diferentes programas), La Universidad de Manizales, La Universidad Nacional, colegios, egresados, etc.

¿Cuándo es la próxima presentación?

“Con el Taller de ópera pretendemos inaugurar el 20 de julio, para la conmemoración de los  209 años de la campaña libertadora de Colombia, y con Danza Lab ya arrancamos a hacer nuevo montaje y tenemos en cartelera la obra: Por los Mares de Colombia, porque siempre estamos prestos a participar donde nos inviten. Siempre tenemos una obra lista para salir a función y vamos trabajando inmediatamente con la segunda obra que tengamos para el año”, dice la directora Paula Andrea.

Y es que Danza Lab es el primer grupo artístico en el que piensan para la apertura de eventos importantes, por eso el semillero fue quien inauguró el Centro Cultural Universitario Rogelio Salmona, (pues tener el reconocimiento de la universidad donde se ha desarrollado es lo que más les interesa como Semillero) y al Encuentro de la Palabra en Riosucio.

¡Y claro que no podían faltar los reconocimientos! El año pasado recibió un galardón de la Bebe Miller Company, una de las mejores compañías de danza contemporánea de Estados Unidos y dos estudiantes de Danza Lab fueron seleccionados para participar durante 15 días de un taller dictado en esta compañía.

¿Qué deben hacer los interesados para formar parte del semillero?

“Querer ser feliz y explorar con el cuerpo. Eso es lo que a nosotras más nos preocupa; que tú no te tengas que levantar e irte para un ensayo o para un encuentro de éstos como con una carga en tu espalda, sino que te vayas con toda la motivación de llegar a moverte y a ser feliz, de encontrar una ruta de escape que te permita crear lenguajes y códigos con los cuales tú te puedas expresar”, concluye la bailarina y una de las directoras de Danza Lab, Paula Andrea Leguizamón.

Es  una satisfacción que en la ciudad existan personas apasionadas por lo que hacen, dispuestas a crear espacios diferentes para que la comunidad encuentre serenidad, dedicación y amor. Danza Lab es el resultado de dos hermanas bailarinas que han logrado que su pasión se objetive en la alegría y destreza de cada uno de sus estudiantes y en los aplausos y silbidos de cada espectador.

Para estar pendientes de sus próximas presentaciones y audiciones, pueden visitar su página de Facebook: https://www.facebook.com/danzalabucaldas/

COMPARTIR EN:
Calificar:
SIN COMENTARIOS

COMENTAR

*