11/19/2018
HomeFITMTranse Express: Un teatro a gran escala y por las alturas

Transe Express: Un teatro a gran escala y por las alturas

Transe Express fue una de las compañías internacionales más esperadas del teatro callejero. Con la presentación de ‘Las Muñecas Gigantes’ y ‘Móvil Humano’ convocaron una gran marea de público durante el FITM.


Texto por Vanessa Valencia

Fotografías por Ana Fajardo y BetancourtB. 

Un sonido estremecedor retumba entre las calles del centro de Manizales. No se trata de aquel ruido de las personas en el trajín de su día a día, son las melodiosas voces de tres muñecas de más de tres metros de altura quienes a través de un conjunto de géneros artísticos y modos de expresión enfocados en la música, las bellas artes y el arte lírico, irrumpen la cotidianidad de la ciudad de las puertas abiertas y le dan un nuevo aire al teatro callejero.

Las personas que se encuentran por la Catedral se aproximan para visualizar de cerca a esos objetos que se desplazan sin mayor dificultad por la Plaza de Bolívar y de los que se desprenden altos matices y tonalidades, transformando aquel espacio colonial en una casa de muñecas en el que la ópera se convierte en el principal factor de esta obra dramática y musical.

Transe Express, la compañía teatral francesa fundada por Brigitte Burdin y Gilles Rhode, amantes de las artes, ha sido uno de los grupos que se ha quedado en el corazón de los teatreros durante décadas. Desde 1984, año en el que se hizo el estreno de la obra del asesinato del arzobispo Óscar Romero, su nombre quedó guardado en la fábrica de atardeceres, no solo por tratarse de uno de los pioneros de las artes de calle, sino por llevar a la imaginación a su punto máximo de exclamación y por la forma como estos artistas logran intervenir el espacio público.

Para la versión número 50 del Festival Internacional de Teatro de Manizales, estos franceses volvieron a vincularse con este magno evento, pero esta vez para mostrar dos de sus grandes obras: ‘Móvil humano’ y ‘Las muñecas gigantes’, ambas con un alto grado de dificultad en su puesta en escena, ya que en estas los actores se encuentran a varios metros de altura realizando sus ejemplares actuaciones.

Las escaleras y el área de unos de los lugares más reconocidos de la ciudad se iban llenando al mismo paso en el que las muñecas ejecutaban su canto. Algunos niños revoloteaban en medio de los grandes aparatos con telas colgantes de colores al son de las canciones y de los tamborileros quienes acompañaban las voces de las majestuosas muñecas. Personas de la tercera edad también hicieron parte de la obra, su mirada y alegría proyectada mientras veían aquel recital, era una muestra de que en todo ser sigue estando esa llama de niño, esa esencia de poder sorprenderse por las grandes y pequeñas cosas.

Erika Sepúlveda, una joven que estuvo observando con fino detalle cada uno de los movimientos de las cantantes desde una de las escaleras, en donde la multitud ya estaba rebosada, dice que tener de frente una puesta en escena de tal magnitud desde el primer momento genera un impacto visual y una tensión que no había podido encontrar en otras obras, además habló sobre la importancia de que compañías teatrales internacionales estuvieran en Manizales:  “el que ellos vengan nos permite comprender cuales son las apuestas culturales que se dan en otros lugares del mundo y nos permite abrir el panorama para crear y apostarle a nuevas cosas”.

La ópera es una de las manifestaciones artísticas más completas que existen, puesto que es un juego de acciones que se realizan a través de recitativos que es la forma en la que los actores narran las historias hasta las arias que es aquel instante en el que los personajes tienen la libertad de expresar sus sentimientos y emociones. Acá la poesía, el canto y la música están compenetradas, ya que si no se llegara a considerar alguna de estas, no se podría llegar a la finalidad de la misma que es el deleitar a la imaginación y el oído de cada uno de los asistentes.

Esta compañía teatral que realizó la apertura de los Juegos Olímpicos en Albertville en 1992, que ha tenido a su favor más de 80 creaciones efímeras y presencia en más de 50 países, son los principales inventores y promotores de la imaginación. La actuación a gran escala se ha convertido en uno de los medios artísticos que utilizan los creadores sin limitación alguna para presentarse en lugares abiertos y provocar un encuentro único e inolvidable para el público.

‘Móviles humanos’ fue otra de las obras de la compañía Transe Express presentada en el FITM. A través de una grúa, sus artistas fueron elevados por los aires de la Plaza de Bolívar.

Diez personajes con atuendos verdes y tambores interactúan con los asistentes por todo el espacio, mientras se aproximan al centro en donde se encuentran las muñecas, tres actores y personas de logística van escogiendo a niños, jóvenes y adultos para danzar al compás de las melodías. Los aplausos, risas y gritos no se hicieron esperar y fueron el plus del espectáculo.

Encuentre todo sobre el cubrimiento completo del #FITM50 aquí: 

Festival Internacional de Teatro Manizales

Ahora Todo es Noche:
Teatro para la cabez
Calificar:
SIN COMENTARIOS

COMENTAR

*