12/10/2018
HomeVisionarioHilando cultura con Tejidos

Hilando cultura con Tejidos

Texto por: Erika Pinilla Montes

Fotos por: Andrés C Valencia

A partir de este proyecto, el sector cultural de Manizales ha logrado crear una red de conocimientos y trabajo colaborativo para potenciar el arte y el emprendimiento en la ciudad.

Tejer es entrelazar hilos para formar un tejido, componer y construir. Al hacerlo se puede tener claro desde un principio qué se quiere trenzar o también dejar que las agujas y el hilo se deslicen entre sí hasta crear una trama. Para el área de gestión y comunicación cultural  de la Universidad Nacional sede Manizales el objetivo siempre fue muy claro: fortalecer el sector cultural en la ciudad.

Laura Victoria Carmona, profesional en gestión cultural y comunicativa, hace parte del área desde el 2015. Cuenta que desde esta instancia decidieron hacer un mercado cultural para cumplir lo que se habían propuesto, y para esto debían trabajar temas administrativos, asuntos muy distantes para las personas hacedoras de la cultura. “Para nosotros determinar qué área es un buen emprendimiento lo que hicimos fue determinar cuál es la necesidad que tiene el sector actualmente. Y es que nosotros a veces cuando creamos y hacemos cultura no solemos preguntarnos cómo la gestionamos, entonces fallamos un montón en temas de formulación de proyectos, marketing y creación de propuesta de valor de modelo de negocios”, argumenta.

En el 2015 realizaron un proceso de formación con seis empresarios del sector cultural, entre ellos Brick, Rockamandú y La Burbuja Producciones. Como resultado de este proceso surgió Tejidos en el 2016, en esta primera versión se realizaron franjas de pitch y showcase. Con lo aprendido ese año, en el 2017 ampliaron más el panorama del proyecto pues aumentaron el número de emprendimientos y trabajaron más fuerte con el montaje del evento y la producción. Para su tercera edición transformaron las asesorías personalizadas en cafés culturales, conversatorios y talleres en diferentes temas que sentimos debemos seguir fortaleciendo como modelo de negocio, relacionamientos estratégicos y temas tributarios.

Su nombre y metáfora Tejidos se debe a que las alianzas, redes, agremiaciones y tejidos de palabras y conocimientos son lo que hace que el sector cultural crezca. Esta es la importancia de actividades como la rueda de negocios, pues se debe tejer palabra y trabajos con otros. Según Laura: “No podemos quedarnos mirándonos el ombligo pensando que solos podemos hacerlo todo. Es importante articularnos, generar procesos diferentes y realmente activos”.

Por otro lado, en las versiones anteriores se detectó la necesidad de unir procesos e intercambiar experiencias y conocimientos, por lo que se incorporaron los laboratorios de coproducción. Estos formatos se utilizan en mercados y procesos de creación cultural que no son tan evidentes en Manizales con tal de reforzar la colaboración y la participación entre empresarios culturales.

Este 2018 el festival se agrandó con una convocatoria abierta para todo Colombia en la que se aprobaron más de 25 emprendimientos de gastronomía, artesanías, vestuario y arte. “Queríamos aprovechar estas fechas tan estratégicas para promover el mercado artesanal sin IVA porque son productos únicos”, cuenta Laura, lideresa de Tejidos.

“Estamos en un tiempo en el que definitivamente la dinámica global no es tanto de buscar trabajo sino de generar empleo. Me parece muy chévere que la universidad promueva estos espacios y apoye a quienes tengan iniciativas de negocio e incluso a quienes no tienen tienda donde exhibir”, cuenta Natalie Osorio, emprendedora y creadora de Alquimia. Esta compañía surgió hace más de 10 años con una experimentación de conservas y recetas propias, según Natalie, la cocina es un laboratorio, por eso son Alquimia. Su objetivo es incentivar que las personas prueben nuestros productos descubran nuevos sabores desde la mezcla de sabores conocidos, esto también contribuye a una mejor alimentación a través de otros usos de frutas y verduras de las que mucha gente no es amiga como lo es la cebolla. Cebolla con arándanos al vino tinto.

Este laboratorio sensorial hace parte de Taller Arcoíris, un proyecto que abarca varios emprendimientos: Jardines Very funny, Mermeladas Alquimia, Ayúu. Sandra Morena Fernández tiene como profesión la joyería y desde hace dos años se dedica al cultivo de plantas ornamentales y la venta de estas en el taller. Entre plantas y vida verte, Sandra busca que “la gente sepa lo fácil que es sembrar su comida y tener en su cocina productos como la cebolla y el cilantro que son alimentos básicos que se pueden cultivar fácilmente en un espacio pequeño con tal de tener una autonomía alimentaria”. En este espacio pueden encontrar suculentas, cactus, plantas de flores como violetas y comestibles como caléndula, orégano, cebollín, lechuga, entre otros.

En este tercer showcase se presentaron las agrupaciones Eriados, Vi-trola, Monster Cyclone, Di Fluide y Saboko Criollo, y las muestras escénicas de A cántaros Danza y Sun teatro del viento. A través de los procesos de formación y Tejidos en estos tres años se ha conseguido mayor impacto en el sector cultural, mayor formación, circulación de emprendimientos y posicionamiento del área de gestión y comunicación cultural. Además han forjado redes y alianzas con Cámara de Comercio,  Artecop de Pereira y Enlaces Musicales de Chile.

Ciudad y Lomas, un f
Üelkom: transforman
Calificar:
SIN COMENTARIOS

COMENTAR

*