09/23/2018
HomeVisionarioLos nuevos colores del Encuentro de la Palabra

Los nuevos colores del Encuentro de la Palabra

Los muralistas Crane y Otis crearon 2 grandes obras artísticas en la entrada de la sede del Encuentro de la Palabra en Riosucio. Un abrebocas de lo que será el evento en su 34 versión en agosto.


Texto por Esteban Hoja

Fotografias por Andres C. Valencia

Existe un lugar en Riosucio donde una tejedora mueve sus manos con destreza para reconstruir el tejido de una sociedad que ha sido contaminada por la guerra. En su legión se encuentra un líder indígena Embera Chamí que porta su vestido de jaguar y una mujer contagiada de una risa monumental. Ellos representan parte del legado riosuceño indígena y quedaron inmortalizados en dos grandes murales a la entrada de la sede del Encuentro de la Palabra. 

Todo comenzó en junio cuando los organizadores del evento decidieron remodelar la sede de ese laboratorio cultural. El segundo fin de semana del mes los artistas Otis y Crane tomaron sus mejores armas contra la guerra: nada menos que brochas, pinceles y colores, lo suficiente para pintar los valores de la sociedad riosuceña e invitar a los habitantes a ser parte de esta actividad con sus miradas, comentarios y compañía.

Las tres imágenes son retratos del fotógrafo y director de Alternativa, Andrés C. Valencia, quien buscó los referentes en las profundidades de las montañas pobladas de las comunidades emberá chamí.

A la vez que se mostraba a los habitantes la evolución de la sede, el equipo logístico también expuso el rediseño del logo oficial del evento como estrategia complementaria para seguir consolidando este laboratorio cultural en Caldas como un espacio descentralizado que se creó en las profundidades de una montaña alejada del lugar donde casi todo acontece: Bogotá.

A esta iniciativa se sumaron un grupo de jóvenes que, al ver el entorno rodeado de litros de pintura y pinceles, pusieron a prueba sus dotes artísticos y arrojaron brochazos a esos muros fríos y blancos. ¿El resultado? Tres murales más que le expresan a Riosucio lo que ese lugar significa. “El Encuentro representa unión, igualdad, equidad, todo lo que genera el acercamiento a la palabra y el arte. Nosotros somos pelados que nos conocimos acá, creamos una pasión y nos hicimos amigos”, así lo describió Simón Jiménez, un pelado de 18 años que, al igual que muchos jóvenes, prestó su servicio del colegio y decidió continuar ayudando.

Este ambiente que se evidenció al compartir y convivir con los riosuceños y el arte un fin de semana es la esencia que carga este lugar: un espacio que nació hace más de 30 años como prueba irrefutable de la vena artística que posee este municipio y está abierto para compartir la cultura, pensar la reconciliación, la construcción de tejido social y un espacio que, al igual que el Carnaval, inspira al municipio a destacarse como cuna de escritores, músicos, poetas y pintores.

“El Encuentro de la Palabra representa para Riosucio un espacio de divulgación, circulación y exhibición de saberes. Representa también la forma como concebimos y gestionamos la cultura, y lo demostramos trayendo de las capitales importantes del país a un pueblo el más alto nivel de expresiones culturales”.

Nos describió Juan Felipe Vanegas, presidente de la Junta Directiva

Con esta intervención artística desarrollada por las manos de Otis, Crane y los jóvenes de Riosucio, el Encuentro de la Palabra le deja a Riosucio su legado como cultura representada en 3 personalidades de sangre indígena, provenientes de familias campesinas, artesanas, sanadoras y mucho más.

Este es apenas el aperitivo de lo que trae la organización del Encuentro de la Palabra para agosto. Aunque todavía se están confirmando los invitados, ya hay gestiones adelantadas. Por ahora solo les dejaremos una pista: comienza por José Luis y termina por Díaz Granados.

Del desuso al uso: P
Una expedición al f
Calificar:
SIN COMENTARIOS

COMENTAR

*