¿Alguien sabe qué pasó con el anillo? Seguramente lo escondió bajo su manga, porque la magia no existe, es un vil truco.

La magia sí existe en tanto creas en ella amigo, y él sabe cómo hacerla.

“La magia es tal real como la realidad mágica”. Anónimo

“El que no cree en la magia nunca la encontrará”. Road Dahl

Fotografías por: Andres C. Valencia

quinta_ilusion (1)

¿Que si no vi el anillo y aquella moneda que le sacaron al señor? No hace falta saberlo para creer en la indudable habilidad de desaparecer tales objetos. ¿Te has llegado a preguntar cómo es posible hacer entrar a alguien en trance y desaparecer sus más grandes temores? Y si pones a prueba lo que crees conocer y lo acompañas de un cuento oral y música en vivo, puede ser la escena perfecta para un espectáculo, uno como aquel que hace La Quinta Ilusión.

Erik Vallejo Fonseca es estudiante de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional y comenzó a hacer magia desde los 11 años, teniendo como gran mentor a su padre. Posteriormente se dedicó a la narración oral y al teatro, dejando a un lado la magia, y fue hace tres años que decidió retomarla para unirla con lo que ya venía practicando, la cuentería.

quinta_ilusion (5)

Santiago González Giraldo es empresario en la ciudad de Manizales, y comenzó en la hipnosis hace 7 años cuando llegó a sus manos información valiosa de esta labor, por lo cual empezó a apasionarle tanto, hasta tal punto de convertirse a sus 15 años en terapeuta mental certificado para realizar tratamientos en Colombia.

quinta_ilusion (10)

Juan Camilo Jiménez García es estudiante de Lenguas Modernas de la Universidad de Caldas y lleva 14 años tocando piano. En un viaje que realizó el año pasado a Rusia, tuvo la oportunidad de conocer la magia de cerca y fue donde se enganchó de este misterioso arte.

quinta_ilusion (3)

Ellos tres y sus otros dos colegas (Andrés Jiménez y Juan Camilo Luna, ambos cuenteros y apasionados por el teatro) decidieron un día de mayo, después de que Erik los convocara a una reunión abierta de talentos, conformar un show que pronto tomó mucha fuerza y se llamó La Quinta Ilusión.

“Decidí buscar personas que hicieran algo de arte e hice una convocatoria en mi casa, así fue como únicamente llegaron ellos cuatro y comenzamos a hablar de un proyecto. Por la pasión que cada uno le puso, pronto se convirtió en algo más que una reunión”.

Expresó Erik.

quinta_ilusion (2)

La quinta ilusión debe entenderse, según Santiago, como:

“Un show cultural y artístico donde nos reunimos para exponer nuestros talentos al público, y generar un espectáculo de alto impacto cultural y artístico, al menos eso hemos consolidado en el tiempo que llevamos unidos”.

Cinco jóvenes que se han venido adoctrinando en diferentes disciplinas del arte, y cuando convergen, ofrecen un espectáculo único. “Somos el único grupo en el país, ya que hemos investigado y no encontramos nada, en ofrecer este show. Hacemos una combinación armoniosa y esa exclusividad es la que nos ha destacado”, agregó Juan Camilo.

quinta_ilusion (8)

De mayo al presente La Quinta Ilusión se ha dado a conocer en Manizales, zonas aledañas y en otros lugares regalando sonrisas a niños, jóvenes y adultos. “Hemos dado pasos gigantescos en poco tiempo, fuimos invitados a Pereira, a Chinchiná, nos presentamos en La Cabaña a media hora de la ciudad, en El Café La Montaña y otros lugares concurridos de la ciudad. Ahora esperamos cosas más grandes, la ventaja es que todos dominamos lo que hacemos y eso hace que lo imposible se vea real”, puntualizó Erik.

Esto es solo el inicio para este grupo que ha encontrado más que espacios para desarrollarse como personas y artistas en la ciudad. El propósito, como lo destacan los cinco con gran sonrisa, es que con sus habilidades puedan expandir esa felicidad que provocan en el público a nivel nacional; viajar hasta el lugar más recóndito para demostrar que en Colombia hay talento y cultura que explotar. Que se cierre el telón.

quinta_ilusion (9)