Cuando todos los manizaleños nos preparábamos este mes para disfrutar de los eventos ya conocidos como el Festival Internacional de Cine de Manizales, la Feria del Libro y el Festival Internacional de Teatro, aparece en la programación cultural algo llamado Festival Internacional de Música CiMa, para ser más exactos. CiMa quiere decir ciudad de Manizales, pero también aclara el comunicado del festival, que se refiere a la cima sobre la cual se encuentra esta ciudad, esta montañita.


Texto por: Paula Vasquez
Fotografías por: Lex Artis

4

Del 16 al 20 de Agosto se desarrolló por primera vez este festival que reunió a bandas locales y otras internacionales como: The Attacca Strings Quartet, de Estados Unidos; Jame Strauss de Brasil; Saint John String Quartet, de Canadá; entre estudiantes y profesores de música de las universidades de Manizales, como también artistas nacionales, interpretando en su mayoría, música clásica.

10

El primer festival para mí fue la medición con respecto a lo que Manizales pide en el campo cultural. La excelente asistencia a los eventos, aún sin publicidad en medios, da muestra que Manizales está reclamando espacios culturales.  Así mismo el festival sirvió para confirmar que en la ciudad contamos con un talento musical increíble, que necesitan espacios para mostrar su trabajo y que este tipo de eventos son exactamente lo que necesitan”.

Expresa Guido Caciagli, quien hizo parte del comité organizador y artístico del festival.

2

En la semana, diferentes tipos de conciertos recibieron a los ciudadanos. Entre clarinetes, cornos, flautas, ensambles de percusión y metales; los recintos de la Universidad de Caldas,  la Nacional y el Banco de la República  se vieron envueltos.

3

Con clases magistrales, conciertos y conferencias se desenvolvió Manizales, que se perfila como una ciudad de alto nivel musical en el país, según el panfleto informativo del festival. Agrega Guido:

Teníamos la expectativa que los músicos nacionales y extranjeros que asistieron al festival, pudieran compartir con los músicos locales en talleres académicos. Eso lo pudimos lograr con el 80% de dichos artistas, fue una gran satisfacción, tanto para el comité como para los estudiantes que pudieron recibir sus clases. No logramos que el 100% de los artistas invitados hicieran su clase debido a las agendas que cada uno maneja”.

7

Se espera que para el próximo festival haya más apoyo por parte de la prensa, para que así este pueda tener mayor asistencia. Así mismo, buscan mejorar en su ámbito organizativo, y engalanar el festival como se lo merece.

6

Deseamos que el próximo año la asistencia se duplique, y que puedan disfrutar lo que pudo lograr este primer Festival de Música CiMa, como una buena interpretación del himno de la feria de Manizales, que nos hizo recrear los lugares emblemáticos de nuestra ciudad: la punta de nuestra catedral, los atardeceres de Chipre y el centro atestado de personas disfrutando de la feria.

5

O deleitarnos con la interpretación de New York City e imaginarnos recorrer sus calles iluminadas en la noche, llegando a nuestra memoria imágenes de la Estatua de la Libertad, Central Park o el Empire State Building. O conmovernos con los sonidos de los violines y el bajo, mientras tocaban Sentimental Saraband de Benjamín Britten.

9

La música es sin duda una experiencia sublime, gracias a ella desarrollamos parte de nuestra personalidad y forma de vida, marca momentos claves de nuestras variadas experiencias y logra hacernos volver a aquellos lugares en donde amamos la vida. Por ello, esperamos un nuevo Festival que logre hacernos sensibilizar una vez más. Guido concluye:

Sin duda alguna, lo más rescatable del festival es que fue un regalo para Manizales, un regalo de un nivel y calidad artística a la altura de los grandes eventos presentados en grandes ciudades y con altos costos”.

8