Es una compra  underground, llena de misterio, moda y arte”


Texto por: Jessica Sánchez

Fotografía por: Ana Fajardo

Una compra on-line, una entrega clandestina y misteriosa (casi secreta) en la cual, Daniela Betancourth y Mateo Jaramillo, están llenando la ciudad con ropa de segunda mano, todo con el fin de ver a Manizales llena de gente única y con estilo. Básicamente, este es el reto de lavintach, encontrar personas que deseen expresarse de forma única, que reconozcan su unicidad y que logren transmitirlo a los demás a través de su forma de vestir.

Esta idea surge inicialmente del gusto por lo vintage, por ese simbolismo mágico que envuelve el pasado, por la historia que hay detrás de cada prenda, por su funcionalidad, su valor estético y sobretodo, por su singularidad y autenticidad.  Su clientela va desde aquellos artistas arriesgados, que siempre están en busca de “resaltar” o incluso por aquellas personas que llegan hasta ellos tímidamente, pero decididos a salir de la cotidianidad y reconocerse como seres únicos a través de su ropa.

Aquellas personas arriesgadas, son las que le dan sentido a la marca, no sólo Dani y Mateo son la cara visible de la tienda, más allá de ellos encontramos a todo aquel cliente que se sienten identificado y que encuentra aquí, una forma de suplir y complementar esa visión de mundo que tienen y que anhelan expresar. Personas como Lina de Heks, una de las compradoras fieles, que ha  logrado encontrar una forma de expresar su personalidad, porque la marca le ofrece ese sello único que la caracteriza. También Santiago, de Sonido violento,  se identificó instantáneamente con las telas, los diseños, los colores que apreciaba en cada prenda, o como Ana, de House of Altaria, una Drag Queen que ve un estilo de vida en cada prenda que le ofrece lavintach, porque como bien lo diría Coco Chanel “todo lo que es moda pasa, el estilo jamás”.

Ha sido un proceso de año y medio en el cual Daniela y Mateo nuestros «vintage dealers» como ellos se denominan, han estado en la labor de encontrar las telas adecuadas, en los colores correctos, para ser entregados en un punto especifico de la ciudad, a aquellos clientes  que desean reflejar la esencia de lo que son a través de su atuendo. 

Y más allá de tener clientes, lo que buscan estos dos personajes estiludos, es crear lazos como los creados con Lina, Helena, Sonido Violento, tanto con artistas que estén dispuesto a intercambiar, donar prendas para la tienda on-line o adquirir un nuevo ajuar, como también con los clientes que acuden a ellos porque saben que en Lavintach encontrarán ese lugar, donde podrán mostrarse sin prejuicios, tal y como son a través de sus prendas únicas.

Aquí el Prêt-à-porter (listo para usar) está mandado a recoger, lo que verdaderamente cuenta para lavintach es que sus clientes logren encontrar y reflejar su propio estilo, esa huella única que los caracteriza y los distingue del resto. “Incluso con las prendas de segunda nos aseguramos que sean  únicas, en tallas únicas, con un único modelo, en el color indicado para nuestros clientes”

Así es como estos vintage dealers, realizan sus entregas en el sitio acordado, bajo la vista entera de una ciudad, pero aun así conservando el estilo y su anonimato. Ellos han decidido llegar a la fabrica de atardeceres, para quedarse e invadir sus calles con estilo, moda y autenticidad forever my friends.

“Ha sido un éxito, somos felices, no por las ventas, no por la ropa sino porque las personas son felices con lo que usan”

En Manizales hay aproximadamente 4 lugares más en los cuales se puede encontrar ropa de segunda mano, evidenciando el hecho de una necesidad de los habitantes por adquirir prendas a un precio favorable y de este modo ayudar también de una manera ecológica. Lo que diferencia a Lavintach en este aspecto de los otros lugares, es que ellos funcionan de forma on-line, están enfocados en lograr un lazo con sus clientes y en que sus prendas no tienen etiqueta de género, lo cual permite que el cliente no se sienta limitado por una simple marquilla.

Próximos proyectos

Lavintach está incursionando en la creación de nuevas prendas, siguiendo con su premisa de autenticidad, color, estilo, textura y exclusividad. Para ello, han estado en la labor de recorrer ciudades como Manizales, Medellín y Pereira en busca de las telas adecuadas, los botones, hilos y demás elementos necesarios para la creación minuciosa, detallada y amorosa de las prendas únicas que piensan confeccionar. También están planeando la opción para que los clientes tengan un catálogo de telas, esto con el fin de seguir creando una triada única entre el estilo, el comprador y sus dealers.

Las prendas no tienen etiquetas de género, ”Como lo quieras, como te parezca puedes usarla, es algo muy inclusivo, lo único necesario es tener actitud y personalidad para lucirla, y tomar el riesgo”. Está es una forma en la que Lavintach busca demostrar a sus clientes que lo importante es sentirse cómodo, que esto de «masculino» «femenino» sólo limita a la hora de buscar comodidad.

Por cierto..

  • Se suben prendas cada 15 y cada 30 del mes.
  • Estarán este 29 de junio Maker Night en Space DINÁMICO
  • No olvides seguirlos en instagram @lavintach_

Importante, activa las notificaciones para estar atento a todos los productos de la página