Texto por: Jonny Carvato

Fotografías: Cortesía de Maira Alejandra Vargas

Maira Alejandra Vargas es una deportista caldense que desde el 2010 encontró su lugar en el triatlón. Esta práctica deportiva se caracteriza por mezclar tres disciplinas de forma consecutiva en una única competencia: en primera instancia, la natación, seguidamente tiene lugar un recorrido en bicicleta, y finaliza con una carrera a pie. Siempre es la misma secuencia.

«Es un deporte que cambió mi vida».

La deportista caldense practica este deporte desde el 2009, justo cuando su entrenador de natación de aquel entonces la convenció de dedicarse al triatlón, encontrando en Maira Alejandra un gran potencial que debía ser aprovechado en el agua, en la bicicleta y en la competencia a través de una carrera a pie.

«Desde el 2010 empecé a representar a Colombia en los Juegos Suramericanos de Playa en Uruguay, allí participé con Selección Colombia por primera vez. Durante varios años consecutivos fui campeona nacional, y en el 2019 hice dos medallas de bronce individual y una de oro por equipos».

Su participación en los campeonatos nacionales ha sido una constante desde su inicio en este exigente deporte. Fue campeona nacional del 2012 al 2015 de forma consecutiva, y en 2018 y 2019 también obtuvo reconocimiento por participación en equipo. Internacionalmente, la triatleta ha participado en ciclos olímpicos.

«Los campeonatos nacionales me han dado el derecho de ser Selección Colombia,  participando en Juegos Bolivarianos, Suramericanos, Centroamericanos y Panamericanos, de los cuales he sido medallista internacional»

Maira Alejandra reconoce que dentro de las distintas competencias en las cuales ha tenido la oportunidad de participar siempre hay experiencias  de las cuales quedan valiosas enseñanzas que la han formado como persona y como profesional en la práctica deportiva. Sobre una de sus experiencias más significativas en una competencia realizada el año 2019 en un mundial de acuatlón comenta: «Fue una competencia un poco salida de lo común. La cultura, la gente y el país eran muy interesantes, lo cual sumó a que la experiencia resultara mucho más apremiante». Esta competencia fue realizada en Catar en el mes de octubre y quedaron de cuartos en relevo mixto. Los deportistas tenían que iniciar su competencia corriendo, posteriormente, entrar al agua, y salir para finalizar nuevamente en una carrera a pie.

Actualmente la situación de salud pública ha obligado a deportistas como Maira Alejandra a reinventar su entrenamiento. Ella afirma la importancia de no parar y continuar entrenando el cuerpo y la mente. «Continuamos entrenando tratando de que el cuerpo no pierda la sensibilidad, aunque es difícil, tratamos de adaptar estímulos y sensaciones». De igual forma, la triatleta reconoce el impacto que ha tenido el coronavirus en la práctica deportiva en general.

«Considero que el impacto ha sido muy fuerte, ha evitado que llevemos una vida normal  como seres humanos, pero debemos adaptarnos a todo lo que sucede. Por encima de la competencia y los eventos, primero está la salud, el cuidarnos y el protegernos a nosotros y a nuestras familias. Este año debemos darnos a la situación de que no podemos competir, sin embargo, sigue siendo mucho más importante la salud».

Asimismo, la triatleta caldense nos comparte, desde su experiencia como competidora de alto rendimiento, las actitudes y aptitudes que debe tener un buen deportista para obtener un excelente desempeño en su competencia, especialmente, si es un deporte de tanta exigencia como lo es el triatlón.

«Debe haber mucha disciplina, perseverancia y paciencia, un día estás bien corriendo, otro día estás corriendo mal y nadando mal, u otros días estas al 10 con los tres deportes; es de perseverar, repetir, hacer las cosas con la mejor actitud».

Maira Alejandra continúa entrenando fuertemente, temporalmente preparándose desde casa hasta el momento de retomar con sus entrenamientos habituales. El triatlón es un deporte que exige de un entrenamiento de 6 o 7 horas diarias, ejercitándose de lunes a lunes sin pausa. Es un deporte que como toda disciplina requiere de esfuerzo, práctica constante, concentración, repetición y persistencia. También se debe permanecer trabajando en los aspectos negativos y fortaleciendo los positivos, todo ello para que, una vez se esté en competencia, se despliegue en la pista toda la fuerza, la veracidad y la adrenalina.