Texto por: Stefanny Gutiérrez Duque.

Desde siempre, el ecosistema musical ha sido un terreno fértil para las reflexiones sociales del momento. En cada hito histórico los artistas han alzado sus voces con proclamas, protestas y, más que nada, sentimientos de inconformismo y llamado a la justicia. Este es también el caso del movimiento feminista, que desde siempre ha usado el arte y la música como portavoz de un mensaje de equidad y como forma de contrastar la masa de canciones y obras que legitiman la violencia contra la mujer en distintas formas.

Durante los últimos meses, bajo la sombra de la cuarentena y el aislamiento, los índices de violaciones, feminicidios y agresiones de todo tipo de las que permanentemente son víctimas las mujeres han aumentado, razón por la cual durante el último mes se han hecho varias manifestaciones al respecto.

Así, hacemos un recorrido por las letras de algunas artistas latinoamericanas que gritan por aquellas que han perdido las fuerzas o cuyas voces han sido irremediablemente silenciadas por la mano de un sistema machista y violento.

Fotos por Diego Wilde

Este recorrido comienza en Manizales con la voz de La Muchacha. En No me toques mal, esta artista canta en nombre de todas las mujeres cansadas de abusos y violaciones, pero que sin embargo siguen buscando incansablemente ser libres de opresiones y violencias.

«Quítame esa mirada, de cerdo sediento tras mis espaldas, que cuando me canso del mundo no quiero saberte queriéndome comer».

También desde Manizales y con la fuerza femenina de los tambores y el folklor, las mujeres de Tambor Hembra cantan ¿Qué pasó?, donde nombran las violencias de todo tipo con las que silencian a las mujeres colombianas que gritan contra la guerra y el sistema.

«Por cantar mis canciones callaron mi voz»

Foto tomada de Facebook

A ritmo de rap y hip hop, la bogotana Diana Avella usa la fuerza de su voz para  relatar la realidad de ser mujer en un «mundo pa’ machos» que gozan de beneficios mientras las mujeres «nacieron para ser calladas y sumisas». Pero no hay nada de sumiso o sutil en las letras de esta artista, en Nací mujer , Diana reivindica a las mujeres que contradicen los estándares patriarcales y siguen sus instintos en busca de equidad y libertad.   

«Vamos que nada nos detenga, la lucha continúa la victoria espera»

Reconocida por su canción Cumbia Feminazi, la mexicana Renee Goust canta por todas esas mujeres que diariamente sienten miedo al andar por la calle y son víctimas no solo de agresores sino de todo un sistema ideológico que las convierte en objetos vulnerables. En Querida muerte, Renee le canta a esa muerte que está rondando constantemente la vida de quienes simplemente son lo que son: mujeres.

«Ahora estar de suerte es que tu novio no resulte violador, abusador o femicida»

Foto tomada de YouTube

También desde México, la rapera Audry Funk dedica sus rimas a denunciar las injusticias y la violencia normalizada contra los cuerpos de las mujeres. En Sin retroceder, además de mostrar la realidad de muchas mexicanas y mujeres de todo el mundo, hace un llamado a las mujeres para no dejarse vencer y seguir en la lucha.

«Me negaron desde el nacimiento voz y ahora creen poseer mi cuerpo. ¿Cómo no estar enojada si están matándonos?»

Con tambores, voces y movimientos femeninos desde Bahía Blanca, Argentina, Desbandadas lleva un mensaje contra las muchas aristas relacionadas con la violencia. En Ni una menos, estas mujeres le dicen basta a los asesinatos de mujeres.

«Ni una menos, ni una muerta más»

Foto tomada de YouTube

Fotos de Roy Keagy  y Sound Cloud

La gatemalteca Rebeca Lane ha construido su repertorio precisamente como una forma de protestar contra el machismo y las injusticias sociales. Sus palabras se vuelven, al mejor estilo del rap, denuncias y narraciones constantes de todas las formas de violencia hacia la mujer. En Ni una menos, muestra la realidad de muchas mujeres día a día.   

«Quisiera tener cosas dulces que escribir pero tengo que decidir y me decido por la rabia. Cinco mujeres hoy han sido asesinadas, y a la hora por lo menos 20 mujeres violadas».

Junto a estas mujeres, la lista de artistas que se manifiestan contra la violencia hacia la mujer sigue creciendo cada día más, demostrando que aún queda mucho que decir desde el arte y la música.