Texto por: Jonny Carvato.
Fotografías: Cortesía de Andrea Castillo.

«Lo que soy puede ser parte de lo que hago, y lo que hago puede ser parte de lo que soy».

Jully Andrea Castillo Cadavid es Licenciada en artes escénicas, quién una vez se egresó de sus estudios universitarios, tuvo la oportunidad de dedicarse en un 100% a fortalecer todos los aprendizajes adquiridos en su programa de estudios.

Es así como a través de la práctica constante, la artista ha perfilado su quehacer profesional y su experiencia artística, enfocándose en dos áreas vitales en su vocación disciplinar: un componente formativo y pedagógico y un proceso de experimentación artística personal en el maquillaje artístico y el arte corporal.

«Empecé desde la disciplina del teatro a causa de los procesos de caracterización de personajes para escena, pero todo ese amor por la plástica, los colores, las formas, las texturas, me encaminaron hacia el maquillaje y el arte corporal».

De niña, Andrea recuerda que prefería no salir a jugar a la calle, en vez de esto pasaba tardes enteras en casa dibujando, pintando, recortando, creando… hábito que aún conserva, que disfruta y que la ha conducido a desarrollar un potencial creativo desbordante. Todo esto la llevó a encaminarse por la disciplina artística y a convertirse ahora en una de las artistas mas destacadas dentro gremio del arte corporal y del maquillaje artístico en la ciudad de Manizales.

Cuando ingresó al mundo del teatro y de las artes escénicas, Andrea vio un universo de posibilidades para crear, para ser ella y para transformar y transformarse a través del arte, es por esto que, influenciada por la caracterización de personajes, se especializó en la disciplina artística del maquillaje.

La artista ha participado en importantes producciones audiovisuales, cortometrajes, fotografías, puestas en escena, videoclips, series, entre otros procesos. Su intención es continuar formándose y perfeccionando su talento. Este año recibió un reconocimiento por Trayectoria, vida y obra de Gestores culturales de la Secretaría de Cultura del Departamento de Caldas, lo cual la impulsa a continuar inventando y reinventando.

«No he dejado de hacer lo que me gusta, la vida se ha encargado de encaminarme a quien soy ahora. Amo navegar entre formas, texturas, colores, entre las ideas y permitir que estas fluyan. El arte en general me permite ser, expresar, comunicar, sentir, imaginar… materializar esas ideas me permite ser libre de una forma muy especial».

Andrea ha sido una alquimista en su área. Gracias a la experimentación y retroalimentación, la artista ha construido una línea de trabajo artística a lo largo de su carrera, perfilándose así por el maquillaje artístico para caracterización de personajes y técnicas de efectos especiales, permitiéndose jugar con peinados, colores, vestuarios y diversidad de elementos. Asimismo, ha aplicado otro tipo de técnicas como el maquillaje realista, el maquillaje social, el maquillaje de fantasía, el BodyPaint, entre otras. Todo ello permitiéndole redescubrirse a sí misma y descubrir la afinidad con la diversa gama de técnicas y estilos.

«Me apasiona pensar en personajes y trabajar para recrearlos, para darles vida. Me apasiona que puedo ser una cosa y muchas cosas al mismo tiempo, que puedo jugar a ser yo y jugar a ser muchas cosas más. Todo este lenguaje y esta proyección de visiones y estéticas para cualquier labor es una experiencia multisensorial para mí, me apasiona el hecho de estar comunicando mis sentimientos y pensamientos a través de ello».

En las diferentes facetas de su vida personal, social y profesional, Andrea ha encontrado en su campo de acción un sinnúmero de oportunidades para comunicar, expresar y transformar. Su carácter formador posee gran relevancia dentro de lo que la artista pretende alcanzar a través del arte, pues su formación como docente la lleva a reflexionar sobre el valor pedagógico de las herramientas artísticas como un gran elemento expresivo y sensibilizador, las cuales ha empleado en propuestas como la prevención de la violencia y el abuso sexual, el respeto a los derechos humanos, y una gama infinita de posibilidades a nivel social, comunitario y cultural.

Andrea se proyecta a futuro como una persona y artista en constante crecimiento, en constante evolución y aprendizaje, fortaleciendo su quehacer a nivel conceptual, evocando propuestas con mayor impacto que posicionen este tipo de propuestas artísticas en la escena nacional e internacional.

«Uno de mis principales objetivos como artista en mi quehacer profesional es integrar el arte y las diferentes experiencias pedagógicas y de transformación social, el arte es un buen medio por el cual se puede generar este tipo de transformación, especialmente en las metodologías de la educación».