Texto por: Jonny Carvato.

Fotografías por: Cortesía Eva Crawford.

La escena diversa de Manizales se pinta de color arcoíris, pues se crea por primera vez en la ciudad un evento que congrega al mejor talento del Arte Drag que pretende visibilizar la escena emergente de artistas y públicos de performances drag llevamos clandestinamente en la ciudad, y que ahora cuenta con el respaldo de un evento que brinda además de un espacio cultural, la posibilidad de aprender, formarse y compartir conocimientos y experiencias alrededor de este arte representativo.

Historias Mínimas es el colectivo encargado de la producción del evento, ganador de la convocatoria Jóvenes en Movimiento del Ministerio de Cultura, conformado por artistas, actores, escritores, licenciados y músicos, han incursionado en la escena audiovisual de la ciudad generando contenido para redes sociales, en donde se ha realizado hasta entonces un trabajo colaborativo entre artistas y agrupaciones de la ciudad, explorando el lenguaje audiovisual a través del desarrollo de pequeños fragmentos regidos por un acontecer dramático y una narrativa breve, reflexiva y dinámica. 

«El colectivo surgió como una iniciativa de generar contenido para redes sociales. Somos un grupo de amigos motivados por la creación audiovisual en donde cada quien aporta de acuerdo a sus conocimientos e intereses. Buscamos generar nuestros contenidos con artistas locales y de esta forma generar un trabajo colaborativo». Acota Yon Bobadilla, integrante de Historias Mínimas. 

La motivación de desarrollar un festival drag en Manizales surgió a raíz de uno de sus cortos en donde se aborda la diversidad y expresión de género en un personaje transformista. El grupo, integrado por siete artistas, apostó por generar un espacio que visibilizara otras formas de expresión artística asociadas al arte drag, y de esta manera dar cabida a un grupo poblacional cada vez más creciente en la escena drag de la ciudad, sean como artistas creadores o como público espectador.  

Tres actividades centrales integran el evento que tendrá como resultado una puesta en escena en donde cada uno de los participantes presentará su propuesta, el performance con mejor desempeño será debidamente premiado. Los participantes inscritos recibirán un taller formativo basado en la creación de personaje drag dictado por Eva Crawford, en el cual se ilustrarán las herramientas y elementos centrales de este arte. Habrá entrevistas y un registro documental en formato audiovisual que capturará el proceso vivido por los participantes inscritos. Se realizará un concurso y premiación de la mejor puesta en escena, la cual será evaluada por un jurado, los ganadores serán recompensados con algunos incentivos, entre estos, la posibilidad de participar en un cortometraje producido por Historias Mínimas.

«El impacto de FestiDrag en la ciudad de Manizales está en dar a conocer a las personas que desconocen de este arte y lo estigmatizan en modo de expresión propio de la comunidad (LGTBIQ+), exponiendo un cortometraje y un documental producido y dirigido por Historias Mínimas en alianza con una productora audiovisual, un colectivo de escritores y una agrupación musical, estos productos se proyectarán en diferentes espacios con el interés de tejer lazos de respeto, de sana convivencia, reduciendo el estigma que tenemos normalizado de las expresiones artísticas de la comunidad drag».

El arte drag que surgió como un elemento dramático que satirizaba la aristocracia antigua, se popularizó a raíz de los espectáculos de burlesque en el siglo XIX en Reino Unido, se ha concebido como una forma de expresión artística y de género en donde «puedes ser quien quieras ser y como quieras ser», convirtiéndose con el trasegar del tiempo en un movimiento activista en contra de la represión y la discriminacion de la población LGTBIQ+. Hoy en día, el arte drag se ha popularizado en diversas comunidades alrededor del mundo como un arte representativo que integra elementos teatrales, dancísticos y musicales, y que a través de sus espectáculos innovadores, cómicos y panfletarios conducen la mayoría de veces a la reflexión y sensibilización.

Historias Mínimas busca generar un encuentro donde confluyan experiencias y saberes en torno al arte drag, movilizando sentires y pasiones por un arte subversivo, resistente, alternativo.