Bajo el llamado de las liricas callejeras se congregaron los amantes de la escena urbana de la ciudad en el Festival de Hip Hop Feria y Café realizado el pasado 4 de enero en la Media Torta de Chipre de Manizales.

Texto por Estefanía Sánchez Patiño

Fotos por. Giovanni Galvez y Andres C. Valencia

A través de las muestras artísticas de las cuatro disciplinas del Hip Hop (DJ, Grafiti, MC y Break-dance), los asistentes pudieron disfrutar de la poesía callejera con la participación de artistas locales y nacionales que compitieron al ritmo del scratching del vinilo, para transmitir a la audiencia sus más profundos sentimientos frente a la vida, sus aprendizajes de la calle y su descontento social.

“La feria de Hip Hop se realiza con el fin de generar un impacto social para que haya un espacio de sano esparcimiento y buen aprovechamiento de uso del tiempo libre y el ocio a través de las cuatro manifestaciones de este género”, afirma Harold Zapata, quien hace parte de Manizales Hip Hop, ente organizador conformado por cinco colectivos líderes de la escena urbana de la ciudad.

La subcultura del hip hop va mucho más allá de las rimas elaboradas a gran velocidad sobre bases rítmicas. Sus orígenes se remontan a la década de los 70 en las calles del Bronx en Nueva York como manifestación de resistencia a las condiciones de represión de las comunidades afroamericanas e inconformismo en el contexto de lucha de clases, este último, parece muy familiar a la realidad colombiana actual que desafortunadamente parece perpetuar la inequidad social y la dificultad en el acceso a  oportunidades. Todo esto, inspira y motiva la creación artística desde la elaboración de líricas, el baile callejero, la escritura a través del grafiti y por supuesto, el infaltable track que se produce en la mesa de mezclas.

Fueron muy sobresalientes en las exhibiciones artísticas, las letras con mensajes profundos que invitaron a las juventudes a buscar sus propios caminos a través del arte y el aprovechamiento del tiempo, resaltando las amenazas constantes a las que se ven enfrenados los niños, niñas y jóvenes del país como, el uso de sustancias psicoactivas desde tempana edad, las relaciones interpersonales dañinas y la inconsistencia en el sistema educativo dando como resultado el empobrecimiento del intelecto e improductividad.  

Alrededor de setecientas personas acompañaron el evento desde las doce del mediodía hasta las once de la noche, los asistentes resistieron las pruebas meteorológicas para apoyar los artistas en las diferentes modalidades de competencia: Batalla de gallos entre los exponentes de freestyle, eliminatoria entre los grafiteros con batalla de Tag’s, competencia de breakdance y finalmente muestra artística por parte de los MC (intérpretes del género musical). Todas las modalidades de competición otorgaron a los primeros puestos reconocimientos en efectivo y en especie, como los artistas de grafitique recibieron materiales para su trabajo. Los ganadores para las modalidades fueron:

  • En freestyle: RBN de Medellín
  • En Breack dance: Natural style Crew de Pereira
  • En grafiti: Tago de Bogotá
  • En MC: El Pitu, Retrico, Alienados, El Madrid y el Padrino.

“Es importante continuar con la generación de estos eventos que permite que el hip hop pueda ocupar los espacios de la juventud para darle mente a la mente y que los jóvenes se hagan más productivos a través del arte” afirma JC de Bogotá Nocturnal, una de las agrupaciones participantes desde la capital del país en las muestras de MC.

Por supuesto, una de las motivaciones más imperantes para resistir ante las fuertes lluvias fue la tan esperada aparición de Marithea, (Campeona Nacional de Red Bull Batalla Colombia 2021 y representante del país en la final internacional) que, como era de esperarse, soltó enérgicas barras que mantuvieron el puño arriba del público y que en compañía de los raperos locales pusieron a bailar a la audiencia sin importar las bajas temperaturas que abrazaron la noche manizaleña,  demostrando que el aguante de los fanáticos reverbera con experiencias tan representativas como la presencia de reconocidos talentos nacionales que alimentaron la cultural del rap local.

Fue así como se despidió el Festival del Hip Hop Feria y Café, con la satisfacción de lograr una excelente convocatoria de artistas y gran acogida por parte de los asistentes que con su sobresaliente comportamiento demuestran que la ciudad merece y requiere más de estos espacios para nutrir la cultural del rap local e incentivar el arte como una estrategia que contenga las juventudes manizaleñas habidas de energía y creatividad.

Este evento se desarrolló en el marco de la 65 Feria Manizales como una de las propuestas pertenecientes a la denominada Feria Alternativa que consiste en la articulación de una serie de eventos y experiencias artísticas, culturales y deportivas que trascienden el ejercicio de entretener y comparten un mensaje central, el de la cultura de la vida. Estos eventos se realizan en diferentes puntos de la ciudad y tienen como objetivo generar amplia oferta para las personas que buscan otras opciones a los eventos tradicionales de la Feria de Manizales, ya que, permiten comunicar mensajes más allá del entretenimiento, posibilitan llevar ideas diferentes a las personas, construir conocimiento y generar redes. Adicionalmente, esta Feria Alternativa busca incrementar la difusión de estos eventos que por años han tenido poco espacio y visibilidad en las programaciones tradicionales y que de alguna manera ya venían construyéndose entre las tribus urbanas de la ciudad.