Texto por: Jonny Carvato.

El emblemático y majestuoso Festival Internacional de Teatro de Manizales FITM, llega a su edición número 54, y con esta, la invitación a todo el público manizaleño de hacer parte de la fiesta teatral desde las calles, desde las salas de teatro y los espacios académicos, donde contrastes como la violencia y la paz, el feminismo, y las voces de las víctimas resurgen en la escena, prometiendo una roda de espectáculos progresistas, con temáticas contemporáneas y más cercanas a las realidades de nuestro mundo.

Treinta y un agrupaciones en escena, once países invitados y siete días de programación ininterrumpida, dan vida a un encuentro entre artistas y espectadores una vez se abre el telón y la magia del teatro transgrede las fibras sensibles de los espectadores desde la platea hasta los palcos.

El FITM, catapultado desde hace décadas como un evento de talla internacional, haciendo eco en todos los escenarios del mundo, se destaca a nivel local por todo el impacto socio económico que acontece en la ciudad a raíz de su desarrollo: ocupación hotelera, restaurantes, transporte, empleos directos e indirectos; todo ello sin tener presente el cambio en el entorno donde se instaura una atmósfera festiva, cultural, de sed de teatro y celebración por el arte, la vida y la paz, como característica inmanente de las veladas dionisiacas de antaño y de siempre.

En la voz de la actual Ministra de Cultura; Patricia Ariza mujer de teatro y de lucha social, quien además de conocer desde el escenario y las butacas el FITM a lo largo de sus 54 ediciones, menciona: “Este Festival es muy importante porque ha atravesado una gran parte de la historia del teatro contemporáneo colombiano y latinoamericano”. Resalta la dramaturga y fundadora de la Corporación Colombiana de Teatro.

Más de sesenta personas desde el equipo ejecutivo, administrativo, gestor, técnico, prensa, de producción, logístico y demás, tripula el magno evento que viste de alegría la ciudad verde y montañera del eje. Manizales cada vez más cultural, se destaca a nivel internacional por su famoso Festival de Teatro, donde paralelamente se desarrolla también el Festival Alternativo de Teatro, abriendo un espacio de programación teatral en un formato un poco más íntimo, amplio en riqueza en diversidad, talento y propuestas pensadas para todo tipo de espectadores.

“Para nosotros es fundamental podernos encontrar en espacio y tiempo en el festival, desde esa perspectiva se ha construido la programación, pero teniendo una referencia importante que es que hay algunas cosas que deben quedar en la virtualidad, hemos convocado un congreso iberoamericano de teatro”. Puntualiza Octavio Arbeláez.

¿Qué trae la edición número 54 del FITM?

Además de congregar a más de 400 artistas en escena en un espacio que fomenta un encuentro intercultural de participantes procedentes de diferente rincones del mundo, trae un potente mensaje que acerca mucho más a los espectadores a los gajes del oficio de actores y creadores escénicos: SEAMOS TODOS. Este es el llamado que hace el FITM en la versión del 2022 que propone reconocernos en el otro, disminuyendo la brecha de  la indiferencia y entendiendo más de cerca la realidad y necesidades del otro. La diversidad y la inclusión, lejos de ser las temáticas de moda, hace de la fiesta teatral más antigua de América, un escenario donde se contemplan importantes acciones que encaminan pensamientos, acciones y creaciones a la consolidación de una paz total que tanto anhelamos.