Search
Close this search box.
Search
Close this search box.
Peregrinos-en-busca-del-sonido-26

Peregrinos en busca del sonido, la nueva ola de músicos ambulantes

Texto por Eloisa Castillo TorresPolifonía Urbana

Fotografías por: Andrés C. Valencia

Existe una nueva ola de Víctor Jaras, Violetas Parras, Mercedes Sosas, Silvios Rodríguez, una nueva generación de músicos viajeros y cantautores que resaltan los colores y matices de los sonidos latinoamericanos. En Colombia, destacan varios de ellos, que, así como los Músicos de Bremen, emprenden aventuras en busca de nuevos conocimientos y horizontes sonoros.

Bajado con espejo es una agrupación manizaleña que se fue agrandando luego de la idea inicial de una one man band a cargo de Sebastián Jaramillo, un jardinero que le gusta dibujar plantas, como él mismo se describe. En su proceso de ser un hombre orquesta, conoció a Carlos, que se vinculó como guitarrista, luego llegó Rafael, que es fotógrafo, artista plástico e interpreta el washboard y este año llegaron Bruno con el contrabajo y Laura, una violinista clásica que aporta los agudos en las cuerdas de esta banda.  

“Como el género que tocamos es folk punk me parece una forma más directa de llegar a lo popular; el punk tiene muchas cosas que decir y la manera como lo decimos nosotros, es folclórica, cada vez intentamos que llegué más directo y a un rango más amplio de público”.

El washboard es un instrumento originario del sur de Estados Unidos, exactamente en Mississippi en la comunidad negra, como comenta Rafael, “para hacer música, no tenían instrumentos entonces le tocaba echar mano de lo que tuvieran a disposición en la casa y cogieron ese lava ropas, lo engallaron y lo convirtieron en un instrumento”.

En sus canciones, como los Hermanos Grimm, también cuentan fábulas, remembrando animales de la zona. Tenemos una canción que llama cusumbo, otra, el barranquillo, el trebol y el caracol, y ya hay otras composiciones que harán parte de otros trabajos que han sido generados por las situaciones contemporáneas que han ido pasando”.

Redes sociales:

YouTube: Bajado con Espejo, Spotify y en Instagram, Bajado con espejo band

Así como el burro, que en la fábula alemana escapaba de su rutina y encontró a un amigo perro que sabía también crear sonidos, la inspiración musical hizo su paso por La Tebaida en el Quindío y juntó a dos amigos de toda la vida en su honor: Sebastián Trejos y Juan Camilo Mellizo, estos SERES empezaron a compartir música en las calles, bares y escenarios en los pueblos del Eje Cafetero. 

Para nosotros es muy importante construir tejido con los artistas, es interesante como esa energía de la madre música nos va envolviendo a medida que vamos compartiendo con más personas y así mismo nos va trayendo más personas que se quieren seguir sumando a este compartir y a esta creatividad colectiva” comenta Juan Camilo.

Son como ver dos hombres orquesta en un mismo proyecto, ambos se le miden a la percusión, las cuerdas, los vientos y al canto. “Lo que nos ha vuelto un poco versátiles es la misma vida, la calle, el viajar, el mochiliar, y resolver. A veces estamos viajando y necesitamos un instrumentista que haga ‘esto’ y si no lo conseguimos, toca hacerlo, ¡vamos a inventar a ver que lo que hay!”.

Su proyecto tiene influencias de El Caribefunk, La Muchacha, y se quedan con algo de cada artista que van conociendo. Además, exploran esas raíces musicales ancestrales, y hacerlas propias, “…es querer comprender mínimamente cada cosa con la que conectes, su esencia, interiorizarla y así, es la misma música guiando a través de cada uno” cuenta Sebastián.

Camilo y Sebastián también integran la agrupación Vientos de Cambio que es un proyecto de música andina y suramericana.

Redes sociales:

en Instagram seres.musica@juancamellizo@sebastrejoss

Otra banda manizaleña que se identifica con el peregrinaje musical, es Sonero, conformada por Danny Santiago Montoya y Cheo Cardona, que comparten escenarios con otros intérpretes y músicos de los lugares a donde viajen.

Danny y Cheo combinan el son cubano, el reggae, salsa, blues y algunos ritmos latinoamericanos con los que realizan adaptaciones de algunas canciones populares.

Cajón y guitarra, fue como empezaron viajando los dos; haciendo nuevos conocimientos y amigos, de viaje en viaje han conocido músicos y propuestas que les han nutrido y acompañado en diferentes escenarios.

“Aunque iniciamos con covers, estamos en varios procesos de composición, venimos trabajando con muchos artistas de la ciudad en colaboraciones y temas propios, por el momento, tenemos dos: mundo aparte y nena consentida”. Relata Danny Santiago, mientras recuerda que estos dos los escribió en su paso por Chile durante la pandemia, y ha venido trabajando en encontrar ese sonido que quiere mostrar ante el público.

Sonero pueden ser ellos dos, pero también puede ser una colaboración que incluye de cinco a ocho músicos en tarima, lazos que se han tejido a través de los conciertos y espacios musicales de la ciudad, como el tradicional JAM que tiene lugar todos los miércoles en Silmaril Café Rock.

“Hay músicos que conocí, lastimosamente por el entierro de un amigo músico, Juan Carlos Obando. Desde ese momento, puedo decir que la música en Manizales cogió otro color y una fraternidad mucho más fuerte, ya que, como músicos, éramos muy dispersos, pero después la muerte de una persona tan cercana, todos nos queremos mucho, nos buscamos y hemos fortalecido mucho estos vínculos musicales”, comenta Danny.

Redes sociales:

en Instagram Sonero@yosoydannysanty – @cheocardona99

Los músicos viajeros pasaron por Cali y convocaron a Tatán Rendón, que lleva más de diez años andando profesionalmente con su proyecto, ese que “surge de la necesidad de decir lo que no se puede decir con palabras, la música es un instrumento muy importante no solo para desahogarse, sino para dejar un mensaje y una voz que a veces uno mismo no es capaz de escuchar”.

Con influencias del bossa, la samba, el funk, la habanera, la salsa, el son, entre otros ritmos latinos, Tatán compone le letra y la melodía, que muchas veces nutre de su juntanza con otros compañeros músicos. “No estoy encasillado, exploro, si de la nada me sale un trap, pues escribo un trap y dejo que salga”.

Además de la música, Tatán recurrió al emprendimiento en la moda, a donde lo arrojó la pandemia, después de quedarse sin trabajo, ahora vincula sus ideas musicales con los textiles; “una manera de no depender únicamente de la música fue desarrollar esta idea de hacer ropa, este emprendimiento es una marca de camisas playeras que se llama @Feijoo.co”, inspirado en Jovita Feijoo una mujer de la cultura popular caleña de los sesenta.

Ahora continúa con su música y su emprendimiento de gira por Colombia, de la mano de otros músicos ambulantes como Seres y Diefer.quiceno

Redes sociales:

Spotify y YouTube: Tatán Rendón en Instagram @tatán.musica@Feijoo.co

prueba

Los paisanos, dicen en la tradición oral popular, son personas del paisaje, o compañeros de paisaje. Van Suarez, el Paisano de Chile dice además, que hace referencia a aquellos viajeros que van recorriendo el mundo y reciben una señal de respeto, cariño y hermandad con la gente del lugar a donde se llega.

Paisano es un Serenense que lleva girando por el mundo 10 años. “Los primeros años me dediqué mucho la composición y últimamente estaba más dedicado a producir, porque a veces la falta de apoyo, hace difícil llevar al mismo tiempo el ritmo compositivo y el ritmo de producir”.

Además de sus conciertos en diferentes ciudades del mundo, Paisano está en la producción de su tercer disco Folclor Urbano. “Me da la impresión de que, así como el folclor latinoamericano que alguna vez cultivaron Víctor, la Violeta de mi país, se ha volcado a la calle, ahora los cantores están ahí, cantando en los buses cantando en las calles, cantando lo que está pasando ahora. Siento que por eso me dieron ganas de titular esto como Folclor Urbano”, lo que Van llama una especie de folclor, que nace de la realidad actual del siglo XXI.

En su paso por Colombia y por Manizales, Paisano, encontró inspiración, referentes musicales de los ritmos colombianos y además recordó que los corazones latinoamericanos laten todos al mismo ritmo, en esa calidez que le devuelve una de sus grandes influencias, la cumbia.

Redes sociales:

En Instagram @paisanopaisano Spotify, Itunes: Paisano

Y así, los músicos ambulantes continúan su camino por Latinoamérica y el mundo, recordando a los cuatro peludos amigos de Bremen, que, tras la música, “en cualquier parte se puede encontrar algo mejor que la muerte”.

{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.singularReviewCountLabel }}
{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.pluralReviewCountLabel }}
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}