¡Salve, salve placer de la vida; salve, salve sin par Carnaval!

Desde sus raíces, el Carnaval ha sido la excusa para mantener la alianza y la fraternidad; Riosucio desde antes de su formación como un pueblo unido gozaba de un pluralismo cultural exquisito.