Fotografías por: Andrés Quintero
Texto por: Valentina Santos

Andrés Quintero es un fotógrafo Bogotano de 23 años, el cual ha colaborado con revistas digitales como Vogue Italia y con el Museo Nacional de Fotografía. Actualmente trabaja en el Inhouse Creativo de una multinacional en fotografía publicitaria. Este joven fotógrafo no encasilla su estilo fotográfico, pero hace fotografías de acuerdo a una experiencia, y por la necesidad de narrar o contar una situación. Sus mayores influencias son el cine, la moda, la música y la cultura.

Su gusto por la fotografía no siempre estuvo allí; sin embargo, desde que tiene uso de razón su personalidad se ha dado más fácil en un aspecto visual, recuerda más a las personas por sus rostros que por su nombre. La pasión por la fotografía nació hace cinco años cuando comenzó a trabajar con un fotógrafo que luego se convirtió en su mentor.

«Siempre he sentido la necesidad de transmitir o contar historias y la mejor forma de hacerlo era saliendo a la calle a fotografiar Bogotá, una ciudad que está llena de historias poderosas que merecen ser contadas. Comparto la vocación con personas cercanas como primos y amigos, entonces siempre es plan hacer fotografías, ver películas y discutir de arte».

Andrés considera que la fotografía es todo en su vida, es un canal para expresar lo que pasa dentro de sí mismo y un proceso evolutivo en el que muestra su estado de ánimo y forma de pensar. En ella refleja el amor, odio, sufrimiento, felicidad, pues es una ventana de su forma de ver el mundo junto con sus experiencias de vida.

Deliberación

Esta serie narrativa está dividida en dos partes de una serie de fotografías documentales retratando Tumaco y otras fotografías editoriales.  Andrés define esta experiencia como un aprendizaje, adentramiento y relación con otras culturas que desconocía.

«Estas fotos hacen una reflexión intrínseca de una conexión con tierras en las cuales no fuimos criados, una relación que va más allá de las construcciones socioculturales».

Para Quintero, las personas muchas veces tienen un estigma y una percepción de las cosas sin realmente conocerlas, sin haber observado o realmente compartido un espacio y momento.

Cuando conoció algunas personas en las comunidades del pacífico y el Caribe descubrió la relación que tenemos, y entendió que no hay necesidad de ser del mismo lugar para poder relacionarse y aprender los valores.


«La fotografía es un medio de expresión artística, me gusta y me cautiva todo en ella… la posibilidad de narrar dejando en cada imagen algo de ti y el sujeto al que le haces la fotografía»

Andrés Afirma que «todos tenemos una identidad cultural, pero cada vez que nos adentramos en ella nos sentimos en algunos puntos atraídos y en otros predispuestos a aceptar el hecho de no haber nacido en algún lugar en específico»; sin embargo, esto no es limitante para  aprender valores y tomar enseñanzas que te hacen crecer como ser humano, respetar las diferencias, aprender a cultivar y apreciar.

«En mi trabajo siempre busco despertar muchos sentidos y sentimientos que tenemos adentro, es una constante duda por saber de dónde venimos y a dónde vamos»