Texto: Daniel José Díaz Cardona

Fotografías: Cortesía Ciudad Impresa

Las dinámicas de los lugares son la convergencia de una cantidad ingente de individualidades, de normas explícitas, invisibles, arbitrarias y útiles que contribuyen a la construcción de una identidad particular, una rebosante de mixturas, una miscelánea de texturas polisensoriales que nos permiten identificar y narrar distintas aristas de un mismo espacio, contar su sonido, su olor, sus colores, su aspecto, la sensación que nos produce, como es al tacto… Una suerte de ciudad invisible, una de esas que Italo Calvino nombra y clasifica en su obra, esta vez, escrita sobre las palabras de sus habitantes, de sus vagabundos viandantes, de los trazos que artistas urbanos se obstinan en pintar una y otra vez, sin cesar, incluso pintando por sobre su propia obra, porque la ciudad no es más que un entramado de relatos que se yuxtaponen mientras el tiempo y la gente decide qué capa es la más reciente.

«Nosotros consideramos que los dos referentes son JR (Jean René, artista del gran formato) y el cartelismo, y pues este último es más cercano a nosotros»

Una tensa y visible cuerda, que compone dicho entramado, es Ciudad Impresa, que desde el 2018 funciona como un catalizador para la acción de talentosas individualidades en Manizales, personas amantes de la fotografía documental quienes buscan sacar de la exclusividad a todas las piezas fotográficas que se refunden en museos, libros, galerías, en círculos muy cerrados, tendiendo a una democratización de la belleza de la imagen de la ciudad, apoyados principalmente en el cartelismo, pero también en el gran formato, Fanzine y en el Collage.

Como lo dice Luis David Acosta artista, fotógrafo y fundador de Ciudad Impresa «Nosotros consideramos que los dos referentes son JR (Jean René, artista del gran formato) y el cartelismo, y pues este último es más cercano a nosotros» A pesar de haber creado obras en gran formato en algunos lugares de la ciudad. El proyecto se piensa como un proceso de construcción colectiva con comunidades, en el que se le incite a la gente a contarse dentro de la ciudad por medio de los trazos de luz que permite la fotografía.

Desde el primer festival en 2019 se ha trabajado en laboratorios socio-culturales enfocados hacia el gran formato pero con procesos muy distintos «uno fue un círculo de mujeres en Mateguadua, un espacio de convergencia que terminó en retratos de fotógrafas y otro espacio con creadores» un cauce de conversaciones que desemboca en exposiciones colectivas y en intervenciones urbanas tan interesantes como la que se dio en el Solferino, donde se hicieron 4 montajes en gran formato y se fue aprendiendo sobre la marcha de los pormenores de la efímera vida de las manifestaciones de arte urbano.

Con un grupo conformado por Alexandra Aguirre Corrales, Sara Gómez, Luis David Acosta y Tatiana Carvajal, Ciudad Impresa no ha sido ajena a los vectores sociales que han afectado a la gran mayoría de la población en nuestro territorio. Cuando la pandemia resintió el sector cultural, se usó el registro propio y anteriormente capturado para trabajar virtualmente con comunidades veredales, y cuando las manifestaciones del paro nacional hicieron evidente la inconformidad acumulada de décadas de resistir en la injusticia, apoyó mediante la construcción de un fanzine, una pieza artística y subversiva, es decir, desde una versión diferente a la oficial, sobre lo que ha sucedido durante el paro, en el marco de todas las manifestaciones artísticas que han acompañado y sostenido las protestas sociales durante el 2021.

Los ejercicios de este parche suceden como en una especie de viaje en un Castillo Vagabundo, uno lleno de imágenes que lo conforman y de las que se alimenta a la medida que genera nuevas fotografías, otras experiencias y entramados que sirven de piso para la construcción y subsanación de identidades topográficas.

Ese afán de cuestionar la exclusividad de ciertas expresiones artísticas, condujo a que durante la Feria del Libro de Manizales 2021, se creara La Mesa Fanzinera, un espacio de interacción con la comunidad en varios lugares de la ciudad, generando una introducción autoimpartida sobre el collage, todo enfocado y relacionado con el fanzine y las expresiones libres de personas sobre el paro nacional 2021. Además se usaron imágenes donadas por fotógrafos y fotógrafas, por ejemplo, se utilizó parte de la obra de la excombatiente y artista del rayado con luz Alexa Rochi, que se vio a modo de pequeña gigantografía.

Ciudad Impresa es en Manizales una apuesta artístico-social, donde las comunidades, las personas de a pie convergen en el entrelazamiento de relatos mediante la imagen, su manipulación y su edición como método de resignificación de contextos y de construcción de identidades y dinámicas de los lugares. Sin duda un viaje hacia una de tantas ciudades invisibles.