Search
Close this search box.
Search
Close this search box.
49658189_2514515241897105_2816146898493112320_n

Mujeres y letras

Texto por: Jonny Carvato.

Fotografías: Cortesía

Pensamientos, opiniones, sentimientos y necesidades, son voces que evocan la presencia casi invisible de la escritora, y que se vuelve cuerpo, mensaje, inquietud, sensación y conocimiento cuando se pacta la comunión con el lector. Son voces que comunican su verdad, su realidad, su inquietud, voces visibles desde el oficio literario. En la región caldense nace la Red de Escritoras de Caldas, y con ella una ola de mujeres dedicadas a esta labor, reconociendo y promoviendo los aportes de las mujeres en la literatura, que desde la creación, producción, gestión, la pedagogía y la difusión, colisionan como un sistema de organización de todas las mujeres escritoras dentro del territorio caldense. Son cada vez más las voces femeninas que resuenan desde la letra y la tinta en las páginas de la literatura de Caldas. 

Mónica Alejandra González es Licenciada en música, Maestra en filosofía y actualmente Docente en la Universidad de Caldas, debido a la influencia de su tío, Mónica se dedica a la música, enfocando su actividad artística, académica e investigativa en torno a este arte. Recientemente Mónica tuvo la oportunidad de publicar su libro Manizales y su música entre 1849 y1930, en el cual la autora relata en una línea de tiempo de mediados del siglo XIX y principios del XX, las contribuciones y la incidencia musical en la ciudad de Manizales, producto resultante de un arduo proceso de investigación y recopilación de material y testimonios de importantes figuras que aportaron al desarrollo de la escena musical en la capital caldense.

“Realmente saqué el máximo provecho del confinamiento y de la cuarentena, y me propuse a terminar un proceso de investigación y recopilación de material que venía trabajando desde hace mucho tiempo. El libro es un resultado de un proceso de compilación de material y testimonios de coleccionistas, músicos y académicos dentro del desarrollo musical de Manizales desde 1849 hasta 1930”.

La escritora caldense considera que el papel de la mujer en la literatura aún sigue estando muy coartado en la cultura manizaleña. “Históricamente a las mujeres no les dejaban desempeñar oficios desde las artes, se les permitía que hicieran música o realizaran cualquier arte pero desde las labores del hogar; aún es muy limitada la participación a nivel local de mujeres que se desempeñen y que sean reconocidas desde la escritura”.

Adicionalmente, la autora resalta que la ciudad, inclusive dentro del gremio académico, otorga muy poco reconocimiento y valor al trabajo de la mujer en la escritura, en donde la autora ha encontrado el apoyo en otras mujeres que realmente conceden el mérito al oficio de escribir; resaltando desde allí la importancia de preservar, conservar y difundir la memoria y el patrimonio histórico de una sociedad, desde la escritura nace el conocimiento y la capacidad de discernir, en la escritura surge y se resuelve la duda, la incertidumbre, el problema.

“Considero que la escritura es la base de toda actividad. Actualmente vemos que los muchachos no escriben, se ha perdido la vocación de la literatura y parte de esta pérdida se debe a la cantidad de contenido obsoleto que consumimos a través del uso de la tecnología, de las redes sociales y del internet”.

Por su parte Luz Adriana Ortiz Ángel, radicada en el municipio de Supía (Caldas), es una autora perteneciente a la Red de Escritoras de Caldas, ha consolidado su vocación literaria gracias a la disciplina, la dedicación y al apoyo de proyectos colaborativos como los que se gestan en la Red, generando espacios de participación para mujeres que desde la creación, producción, gestión o actividades pedagógicas como animación a la lectura y/o clubes de lectura, proponen desplazar la literatura a lugares donde se haga más visible la participación femenina, llevando sus voces a territorios y municipios donde requieren ser escuchadas.  

“Estamos militando enérgicamente por una lucha, una lucha por ser, las mujeres luchan por ser en muchos espacios, entonces tiene ciertas disposiciones sociales, culturales, de tradiciones que nos han venido oprimiendo y que se consideraron prohibidas históricamente ser ejecutadas por una mujer. En este sentido, pienso que el ejercicio de la escritura está en buscar ese camino de libertad para ser, cada mujer tiene una lucha feminista a nivel personal, familiar, sentimental, social, cultural, laboral, y la literatura es un medio que nos permite ser en muchas maneras, gracias a su capacidad inherente de comunicación y reflexión”. 

Luz Adriana participó en el año 2018 en el Encuentro regional de poetas en Supía “La voz de todos los días”, y en la publicación del libro del evento en el año 2019 figurando como participante del mismo, libro construido con la participación de 15 autores con 15 poemas. En el año 2019 el Diario el Otún publicó también algunos de sus escritos, este mismo año tuvo la oportunidad de participar en el Encuentro de escritores Bernardo Arias Trujillo, y en la Feria virtual del libro de España con un poema-canción, y el año pasado con el proyecto “Mujeres sin molde”.

Mujeres sin molde

Fue un evento realizado entorno a la práctica literaria donde participaron cerca de 30 mujeres en 3 días de talleres, conversatorios, recitales, lecturas y demás actividades organizadas por la red departamental de mujeres escritoras, conformándose como nodo la Red de Escritoras de Caldas, realizando también en el mes de marzo actividades literarias, artísticas y pedagógicas en conmemoración al Día internacional de la mujer.

Con el evento se realiza la publicación de un libro que recopila el trabajo asociado al oficio literario de las mujeres participantes.

“La esencia de la Red es mostrar que las mujeres podemos publicar, a pesar de los retos comerciales y demás limitantes, ya que muchas de las mujeres de la Red son mujeres que no cuentan con medios económicos para publicar un libro. Pero nosotras vemos allí una oportunidad, una estrategia colectiva que esperamos nos permita visibilizar la voz de las mujeres en Caldas, porque muchas mujeres tienen muchas cosas para decir, ya no estamos en los tiempos donde se requería un permiso para ejercer la escritura, ahora la escritura es un grito de libertad”.

{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.singularReviewCountLabel }}
{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.pluralReviewCountLabel }}
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}